Impacto de la enfermedad renal crónica y la anemia en el desenlace de la revascularización coronaria percutánea

Noticia de Actualidad - Cardiología


Description

Excerpt

Body

Diversos estudios han demostrado que los pacientes con enfermedad renal crónica (ERC), tienen un mayor riesgo de eventos isquémicos y hemorrágicos, así como la tasa más alta de mortalidad cardiovascular y por todas las causas, después de la intervención coronaria percutánea (ICP), en comparación con los pacientes que conservan la función renal normal.

Un artículo publicado en la última edición de la revista American Journal of Cardiology, presenta los resultados de un estudio retrospectivo, de cohortes, llevado a cabo con el objetivo de evaluar cómo la anemia y la ERC, por separado y en conjunto, afectan la mortalidad, el reingreso y la reintervención en pacientes sometidos a PCI.

La mortalidad a cinco años fue más alta en la cohorte con anemia y ERC y más baja en los pacientes que no sufrían ninguna de las dos enfermedades. Después del análisis multivariado, con el grupo sin anemia ni ERC como referencia, la razón de riesgo ajustada para mortalidad fue 1.68 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1.45 a 1.95, p < 0 .001) para aquellos con anemia, 1.33 (95% CI 1.15 a 1.53, p < 0.001) para aquellos con ERC y 2.83 (IC del 95%: 2.49 a 3.22, p < 0.001) para aquellos con las dos condiciones.

En conclusión, los efectos combinados de la anemia y la ERC en los resultados posteriores a la ICP fueron peores que los de cualquiera de las dos, de forma aislada, con respecto al reingreso y la reintervención, se observaron tendencias similares con pacientes con ERC y anemia con el mayor riesgo de estos resultados.

Referencia

Cilia L, Sharbaugh M, Marroquin OC, Toma C, Smith C et al. Impact of Chronic Kidney Disease and Anemia on outcomes after Percutaneous Coronary Revascularization. Am J Cardiol 2019; 124 (6): 851 - 856

 Resumen disponible en

 https://www.ajconline.org/article/S0002-9149(19)30648-4/fulltext