Recuperar contraseña

Zinkids

Zinkids®

Jarabe
Coadyuvante en el manejo de la
enfermedad diarreica
(Sulfato de Zinc Monohidratado)

Composición

Cada 100 mL de Zinkids® Jarabe contiene sulfato de zinc monohidratado equivalente a 200 mg de zinc elemental; excipientes c.s. (Cada 5 mL contiene 10 mg de zinc elemental).

Presentaciones

ZINKIDS® Jarabe, caja por 1 frasco por 120 mL y elemento dosificador (Reg. San. No. INVIMA 2013 M-0014514).

Mecanismo de acción

El Sulfato de Zinc es un compuesto inorgánico con la fórmula ZnSO4. Es un sólido incoloro, es una fuente común de iones de Zinc solubles. El Zinc está distribuido ampliamente en el cuerpo con altas concentraciones encontradas en músculo, huesos, piel, ojos y fluidos prostáticos. Los suplementos de Zinc ejercen su efecto terapéutico mediante la estimulación de la absorción de agua y electrolitos a través de la mucosa intestinal, impidiendo la atrofia de las vellosidades y una constante activación de la inmunidad general. También actúa como un bloqueador de canal de potasio e inhibe la secreción de cloro mediada por la adenosina monofosfato cíclica (cAMP), pero no la de guanosina monofosfato cíclica (cGMP) en los enterocitos humanos. Esto se traduce en una reducción de la gravedad y la duración del episodio diarreico. Así mismo, tiene un efecto proabsorbente en el transporte de iones en condiciones basales e inhibe las principales vías intracelulares de la secreción intestinal de iones que intervienen en la diarrea aguda por interacción directa con los enterocitos. El Zinc inhibe la secreción de iones estimulada por el calcio y el óxido nítrico interactuando directamente con los enterocitos. De este modo, interfiere en 3 de las 4 principales vías intracelulares de la secreción intestinal de iones que están involucradas en la diarrea, vía Adnosina monofosfato cíclica (cAMP), Calcio (Ca++) y Oxido nítrico.

Farmacología clínica

La absorción y excreción del Zinc están controlados por mecanismos homeostáticos no muy bien conocidos. Sin embargo, se sabe que cuando la ingesta de Zinc es pequeña, la absorción intestinal aumenta notablemente mientras que se reducen las pérdidas de este elemento por la orina y en la tracto intestinal.
Absorción: La absorción del Zinc tiene lugar en el intestino delgado y puede ser incompleta en el tracto gastrointestinal. La biodisponibilidad dietaría del Zinc varía ampliamente entre las diferentes fuentes, pero está alrededor del 20-30%. La absorción de Zinc en la dieta es casi el doble durante el periodo de la lactancia. Se efectúa mediante dos mecanismos: un mecanismo saturable, mediado por transportadores, que funciona más eficientemente cuando las concentraciones de Zinc en la luz intestinal son bajas, y un mecanismo de difusión pasiva que depende de las concentraciones del metal. Como el Zinc se encuentra por lo general unido a aminoácidos y pequeños péptidos, los iones tienen que ser liberados en las proximidades de las vellosidades para que puedan ser absorbidos. La absorción del Zinc depende de varios factores, en particular de su concentración en la dieta y de sustancias que interfieran con su absorción. Los fitatos y las dietas ricas en fibras secuestran el Zinc, impidiendo su absorción digestiva. El cobre y el cadmio utilizan los mismos transportadores compitiendo con el Zinc y reduciendo su absorción. Concentraciones elevadas de calcio también reducen la absorción del Zinc. Por el contrario, las dietas ricas en proteínas facilitan la absorción debido a que muchos aminoácidos y péptidos pequeños (sobre todo los sulfurados) forman quelatos que facilitan la absorción. Otros factores que favorecen la absorción del Zinc son la glucosa o la lactosa. Cuando el Zinc se administra por vía intravenosa, aproximadamente el 10% de la dosis aparece en el intestino a los 30 minutos. El Zinc es subsiguientemente aclarado de la sangre, probablemente por el páncreas y otros órganos que lo necesitan para su función.
Distribución: Para que la absorción ocurra adecuadamente es necesaria la presencia de una sustancia facilitadora, la cual es secretada por el páncreas (proteasa); el Zinc se une a ella y se transporta a través del borde en cepillo de las células epiteliales; las cuales tienen unos receptores a nivel de la membrana basolateral, donde se localiza el Zinc que se absorbe. Una vez en el interior de la célula, el Zinc se une a las metaloproteínas y otras proteínas del citoplasma celular. Mediante movimientos transcelulares, las metaloproteínas transportan el Zinc hasta el extremo basolateral de las células entéricas para su paso a la sangre. El paso a la sangre se realiza también mediante un mecanismo de transporte activo ya que las concentraciones de Zinc plasmáticas son mayores que las concentraciones intracelulares. La albúmina es la principal proteína transportadora del Zinc; también en menor proporción la transferrina y la α2-macroglobulina. Una parte importante del Zinc de la sangre se localiza en los eritrocitos. La albúmina plasmática interactúa con estos receptores y fija el Zinc a estos sitios de unión. La cantidad de albúmina libre de metal disponible determina la cantidad de Zinc removido de las células intestinales. El Zinc y el cobre compiten por los mismos sitios de unión en la albúmina plasmática. La concentración plasmática normal oscila alrededor de 90 µg/dL, por debajo de 60 µg/dl, se considera que existe deficiencia.
Eliminación: Su excreción es principalmente por heces y la regulación de la pérdida fecales es importante en la homeostasis de Zinc. Se pierden pequeñas cantidades en la orina y en el sudor.

Indicaciones

Coadyuvante en el manejo de la diarrea persistente en niños.

Posología

Niños menores de 6 meses: 10 mg/día. Con jeringa dosificadora, 5 mL por día, durante 14 días.
Niños de 6 meses en adelante: 20 mg/día. Con jeringa dosificadora, 10 mL por día, durante 14 días.
El producto debe administrarse por catorce días como complemento a las sales de rehidratación oral, como lo recomienda la OMS, con el objetivo de prevenir recaídas en las diarreas persistentes en niños.

Via de administración

Oral

Contraindicaciones y advertencias

Hipersensibilidad a sus componentes. Si los síntomas persisten después de 14 días de la administración del tratamiento o si hay síntomas adicionales consulte a su médico.

Precauciones

Se recomienda tomar el medicamento con las comidas ya que cuando se administra con estómago vacío suelen aparecer efectos adversos como epigastralgia, náuseas, vómito, dolor abdominal y dispepsia.

Eventos adversos

Los efectos adversos más frecuentes de las sales de Zinc (Sulfato y gluconato), administrado por vía oral se presentan en el tracto gastrointestinal e incluyen: dolor abdominal, dispepsia, náuseas, vómito, diarrea, irritación gástrica y gastritis.

Interacciones farmacológicas

El Zinc compite con el ácido fólico, el hierro y el cromo. Por otro lado, el calcio puede prevenir la absorción de Zinc. El magnesio, la riboflavina y el manganeso pueden mejorar la absorción de Zinc; el último hasta en un 50%. La absorción de Zinc puede ser disminuida por penicilinas, preparados que contienen fósforo y tetraciclinas. Los suplementos de Zinc reducen la absorción de cobre, fluoroquinolonas, hierro, penicilina y tetraciclinas.
Interacción con alimentos: Se ha observado la disminución de las concentraciones de Zinc con el consumo de cafeína mostrando una reducción de la absorción de Zinc administrado por vía oral hasta en un 50%. Se recomienda esperar de 1 a 2 horas antes de ingerir cafeína.

Sobredosis

La toxicidad del Zinc es muy rara y sólo tiene lugar cuando se administran suplementos de 100 a 300 mg/día. Sin embargo, la administración continua de Zinc interfiere con la absorción de cobre y dosis continuas de 50 mg/día han mostrado reducir las concentraciones plasmáticas de HDLs. En dosis muy altas (> 2 g/día) el sulfato de Zinc ocasiona irritación intestinal.
El síndrome tóxico por exceso de Zinc se caracteriza por anemia, fiebre y alteraciones del sistema nervioso central. El Memorial Sloan-Kettering Cancer Center tiene informes donde manifiesta que la toxicidad del Zinc puede ocurrir a dosis de al menos 100 mg al día. No es probable que los efectos tóxicos aparezcan hasta que se ha estado utilizando el complemento a dosis altas por un periodo prolongado, como por ejemplo varias semanas o meses, pero es posible que puedan ocurrir en cualquier momento. La toxicidad del Zinc se vuelve más evidente a medida que el consumo se acerca al límite superior recomendado. Dosis iguales o superior a 225 mg de Sulfato de Zinc es causa frecuente de vómitos, malestar gastrointestinal, aunque puede comenzar después de dosis poco mayores a 50 mg de Sulfato de Zinc.
Intoxicación Aguda: La intoxicación con Sulfato de Zinc producen vomito reflejo por irritación gástrica siendo este un mecanismo de defensa ideal para evacuar la sustancia del organismo y evitar su absorción cuando es consumida en dosis y cantidades no recomendadas. Sino se produce la emesis se debe inducir (Ej.: con la ingesta de agua tibia), si definitivamente esto no sucede se debe realizar lavado gástrico para remover la sustancia y evitar su absorción. La dosis letal del Sulfato de Zinc para un adulto esta alrededor de 15 gr.

Embarazo y lactancia

Categoría A: Estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas no han podido demostrar riesgo para el feto por la utilización del fármaco en el primer trimestre de la gestación, y no hay evidencia del riesgo en los trimestres posteriores. La posibilidad de peligro para el feto es poco probable.

Recomendaciones generales

Almacenar a temperatura inferior a 30ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Venta sin fórmula médica.

Solicitud de Muestra Médica

El envío de muestras médicas está sujeto a disponibilidad de las mismas.

Tiempo de entrega estimado: 10 días

Registre o actualice su dirección:

ENLACES CIENTÍFICOS