Recuperar contraseña
Hidraplus75

Hidraplus® 75 con Zinc

Solución Oral Estéril
Sales de Rehidratación Oral

Composición

Cada 100 mL de HIDRAPLUS® 75 con ZINC contiene: 

 

Hidraplus®75 con ZINC

Cloruro de Sodio

260 mg

Citrato de Sodio Dihidratado

290 mg

Cloruro de Potasio

150 mg

Gluconato de Zinc

6 mg

Dextrosa Anhidra

1.350 mg


Los mEq aproximados por litro son:


 

Hidraplus® 75 con ZINC

Sodio

75 mEq/L

Potasio

20 mEq/L

Cloruros

65 mEq/L

Citrato

30 mEq/L

Zinc

0,3 mEq/L

Gluconato

0,3 mEq/L

Dextrosa

75 mEq/L


Osmolaridad

245 mOsm/L

 

Presentaciones

HIDRAPLUS® 75 con Zinc, botella con 400 mL y caja por 4 sachets con 100 mL cada uno (400 mL) (Reg. San. No. INVIMA 2012 M-0013319). Botella: Uva, coco y cereza. Sachet: Cereza.

Descripción

HIDRAPLUS® 75 con ZINC, es una solución de electrolitos en forma de cloruro de sodio, citrato de sodio, cloruro de potasio, una carga de glucosa anhidra (α-D-Glucopiranosa) y de gluconato de Zinc.
La evolución de las sales de Rehidratación ha consistido en reducir la osmolaridad para evitar posibles eventos adversos de hipertonicidad sobre la absorción neta de líquidos. Esto se realizó mediante la reducción de las concentraciones de glucosa y sodio. Estudios han mostrado que la eficacia de las Sales de Rehidratación Oral (SRO) en tratar diarreas infantiles agudas mejoró mediante la reducción de su concentración de sodio a 75 mEq/L, su concentración de glucosa a 75 mmol/L y su osmolaridad total a 245 mOsm/L. La necesidad de terapia endovenosa complementaria en niños a los que se les administra la solución disminuyó un 33%. En otros estudios realizados con diferentes Soluciones de Rehidratación Oral de osmolaridades disminuidas (osmolaridad 210-268 mOsm/L, sodio 50-75 mEq/L) el número de deposiciones disminuyo un 20% y la incidencia de vómito un 30%. Debido a la mejoría en la efectividad de las Soluciones de Rehidratación Oral con osmolaridad reducida, especialmente para niños con diarrea aguda no colérica, la OMS y la UNICEF actualmente recomiendan las Soluciones de Rehidratación Oral con 75 mEq/L de sodio.
El Zinc es un mineral fundamental que juega un papel muy importante en el sistema inmune y su deficiencia se ve implicada en la alteración de las funciones tanto del sistema innato como del sistema inmune adaptativo hasta en un 20% de los casos. La suplementación con Zinc reduce la media en la duración de la diarrea aguda en aproximadamente un 20% de los casos y diarrea persistente en un 15-30%. El Zinc esta incluido ahora en la lista de recomendaciones esenciales farmacológicas de la OMS para el tratamiento de la diarrea, y en el Consenso Copenhague 2008, además, un grupo de los principales expertos mundiales se refirió a esta medida de suplementación con Zinc en la enfermedad diarreica como una de las intervenciones más efectiva. El Zinc tiene entre sus múltiples características factores protectores tanto intrínsecos como extrínsecos que pueden controlar y prevenir recaídas y complicaciones siendo recomendación prioritario por la OMS a nivel mundial su suplementación. Los suplementos con Zinc ejercen su efecto terapéutico mediante la estimulación de la absorción de agua y electrolitos a través de la mucosa intestinal, impidiendo la atrofia de las vellosidades y una constante activación de la inmunidad general.

Indicaciones

HIDRAPLUS® 75 con ZINC está indicado en el tratamiento de la deshidratación ocasionada por la diarrea moderada a grave y ayuda a reponer líquidos, electrolitos y Zinc perdidos, permitiendo que los niños se sientan mejor rápidamente.

Contraindicaciones 

HIDRAPLUS® 75 meq con ZINC está contraindicado en pacientes con vómito intratable, íleo adinámico, insuficiencia renal, obstrucción intestinal, perforación intestinal o deshidratación severa. El medicamento no debe ser usado en pacientes que curse con anuria u oliguria, debido a que se requiere de una función renal normal para equilibrar el balance de líquidos y electrolitos en el organismo. Niños menores de 2 años, deben consultar al médico.

Posología 

Niños menores de 2 años, deben consultar al médico. La recomendación de la OMS para el manejo de la diarrea, consiste en suministrar una estratificación de la dosificación de acuerdo a la edad y el peso.

Cantidad aproximada en las primeras 4 horas*

Edad**

Peso (kg)

mL o cc

Onzas (oz)

Menor de 4 meses

Menos de 5

200 - 400

7 - 14

4 - 11 meses

5 - 8

400 - 600

14 - 20

12 - 23 meses

8 - 11

600 - 800

20 - 27

2 - 4 años

11 - 16

800 - 1.200

27 - 41

5 - 14 años

16 - 30

1.200 - 2.200

41 - 74

Mayor de 15 años

Más de 30

2.200 - 4.000

74 - 135

* Dosificación recomendada por la Organización Mundial de la Salud.
** Usar la edad del niño solamente cuando no se conozca su peso.

La dosis debe ser según criterio médico. No exceder los 150 mL por Kg de peso en 24 horas

Forma de administracíon: 
Botella: Usar la copa dosificadora o tomar directamente del frasco, sólo por vía oral.
Sachet: Corte una de las puntas del sachet con unas tijeras limpias. Vierta el contenido del sachet en un vaso y tómelo.
En los niños menores de 2 años administrar inicialmente 5 mL cada 1 ó 2 minutos; para los niños mayores y los adultos ofrecer frecuentemente. Si el niño vomita, espere 5 o 10 minutos y reinicie HIDRAPLUS® 75 con Zinc, más lentamente. Después de cada deposición dar adicionalmente a los niños menores de 2 años de 50 a 100 mL (2 a 3 onzas) y a los niños mayores de 2 años de 100 a 200 mL (3-7 onzas). En adultos tomar a libre demanda. No exceder los 150 mL por kilo de peso en 24 horas. La dieta habitual del niño se debe continuar durante la enfermedad diarreica. Los alimentos no deben ser retirados ni se deben diluir. Se debe continuar con la lactancia materna.
El objetivo debe ser suministrar al niño la mayor cantidad de alimentos ricos en nutrientes que el niño acepte. La gran mayoría de los niños con diarrea acuosa recuperan su apetito una vez es corregida la deshidratación, mientras que los niños con diarrea colérica continúan con disminución del apetito hasta que la enfermedad se resuelve; estos niños deben ser animados a iniciar la alimentación normal tan pronto como sea posible.

Vía de administración

Oral exclusivamente. 

Precauciones y advertencias 

Debe ser consumido en las siguientes 24 horas después de haber sido abierto, en caso contrario descarte el sobrante. Durante la terapia de rehidratación oral se recomienda el consumo de alimentos blandos, para mantener una adecuada nutrición y un buen balance calórico. En lactantes, es prioritario continuar la lactancia entre las dosis de la solución. Se debe consultar al médico tan pronto como sea posible si la diarrea y los síntomas empeoran, no hay mejoría o sí se presentan signos y/o síntomas de deshidratación severa, incluyendo piel acartonada (disminución de la turgencia de la piel), ojos hundidos, mareo, debilidad o cansancio, irritabilidad y pérdida de peso. Se deben evitar alimentos que contengan una carga elevada de glucosa como jugos de fruta, así como alimentos con alto contenido de sal hasta que las soluciones de rehidratación estén descontinuadas o suspendidas, para prevenir la ingestión excesiva de estos o la aparición de una diarrea osmótica.

Interacciones farmacológicas

Por la asociación con Zinc, se deben tener en cuenta las interacciones de este último. La absorción de Zinc puede verse reducida por suplementos de hierro, penicilamina, preparaciones que contengan fósforo y tetraciclinas. Los suplementos de Zinc reducen la absorción de cobre, ciprofloxacina, hierro, norfloxacina, penicilamina y tetraciclinas. Las dietas ricas en fitato (cereales), fibra y fosfato (productos lácteos) obstaculizan la absorción intestinal de Zinc, al igual que el café si se ingiere con las comidas.

Eventos adversos

Las Soluciones de Rehidratación Oral raramente presentan eventos adversos; la mayoría de los que han sido descritos, dependían de otras condiciones subyacentes del paciente. Han sido reportados, hipernatremia, aumento de la presión arterial, síncope, edema de miembros inferiores, edema palpebral y vomito.

Farmacodinamia

• La glucosa facilita la absorción de sodio (y por lo tanto la del agua) en una relación molar 1:1 en el intestino delgado.
• El sodio y el potasio son necesarios para reemplazar las pérdidas del organismo en estos iones esenciales durante la diarrea (y vómito).
• El citrato corrige la acidosis que se produce como consecuencia de la diarrea y la deshidratación.
El fundamento de la terapia de rehidratación oral, consiste en aprovechar el sistema de cotransporte por difusión facilitada de glucosa-sodio del receptor SGLT 1, presente en la mucosa del intestino delgado. Este transportador, que es específico para cada nutriente, tiene además la capacidad de ligar un ión de sodio en otro sitio de acople, formando así el complejo transportador-glucosa-sodio, en relación 1-1. Esto facilita y hace más eficiente la absorción del sodio, pero también beneficia la absorción del nutriente gracias a los gradientes eléctrico y de concentración que, entre los espacios extra e intracelular se generan como consecuencia del trabajo de la sodio-potasio ATPasa a nivel de la membrana basolateral del enterocito, los cuales agilizan el movimiento del complejo desde el lado luminal de la membrana al citoplasma. Aquí, tanto el sodio como la glucosa se separan del transportador; esta última pasa a través de la membrana basal al espacio intersticial y a la microcirculación, para llegar luego al hígado o a las células; el sodio es transportado al espacio intercelular amplio por la sodio-potasio ATPasa. De esta manera se produce por ósmosis, el movimiento de agua desde la luz intestinal, a través de los orificios en las uniones firmes intercelulares (vía paracelular) o las fenestraciones de la membrana apical (vía transcelular), al intersticio capilar.
El movimiento de agua, por “arrastre”, lleva consigo otros micro y macronutrientes hacia la circulación. Durante la diarrea aguda, la absorción de sodio se altera y una solución salina isotónica sin glucosa puede aumentar el volumen de las heces debido a que pasa por el intestino sin ser absorbida. Como el sistema de absorción de glucosa suele permanecer intacto durante las enfermedades diarreicas, la absorción neta de agua y electrolitos a partir de la dextrosa y una solución isotónica puede igualar o superar el volumen de heces diarreicas, incluso si la pérdida es rápida. La sacarosa (azúcar común) puede ser sustituido por dextrosa en las soluciones de rehidratación oral base de dextrosa, pero se necesita el doble de la cantidad de azúcar para que sea efectiva. Sin embargo, el uso excesivo de glucosa o sacarosa puede exacerbar la diarrea, debido al efecto osmótico de la glucosa no absorbida.
El Zinc ejercen su efecto terapéutico en el intestino mediante varios mecanismos que pueden ser simultáneos:
• Estimula la absorción de agua y electrolitos a través de la mucosa intestinal, impidiendo la atrofia de las vellosidades y una mejoría de la inmunidad general.
• Actúa como bloqueador de canal de potasio, e inhibe la secreción de cloro mediada por la adenosina monofosfato cíclica (cAMP), en los enterocitos humanos (no interfiere con la guanosina monofosfato cíclica (cGMP)). Esto se traduce en reducción de la gravedad y la duración del episodio diarreico.
• Tiene un efecto proabsorbente en el transporte de iones en condiciones basales e inhibe las principales vías intracelulares de la secreción intestinal de iones que intervienen en la diarrea aguda.
• El Zinc inhibe la secreción de iones estimulada por el calcio y el óxido nítrico al interactuar directamente con los enterocitos. De este modo, interfiere en tres de las cuatro principales vías intracelulares de la secreción intestinal de iones que están involucradas en la diarrea.
La acción del Zinc sobre la enfermedad diarreica aguda es compleja, por eso, para poder entender los avances que se han dado en el campo de su farmacodinámica, es indispensable dividir sus efectos terapéuticos en dos áreas: una, la acción inmediata que ejerce la administración de Zinc, que lleva a un rápido alivio del cuadro diarreico agudo. Otra, las acciones, un poco más retardadas, que favorecen la recuperación del epitelio y activan los mecanismos inmunológicos del tubo digestivo. Esto justifica plenamente la administración, por un total de 14 días, especialmente en grupos poblacionales con deficiencias clínicas o subclínicas de este mineral. Solo así, se obtienen los beneficios de disminución en las recidivas del cuadro y se corrigen las deficiencias subclínicas de Zinc que pudiera tener el paciente. 

Embarazo y lactancia 

Categoría A: Estudios adecuados y bien controlados humanos no han demostrado un riesgo para el feto durante el embarazo. No hay evidencia de que el consumo de soluciones para la rehidratación oral interfiera con la lactancia materna. Durante estos períodos se debe consultar con el médico el uso de las sales de rehidratación oral.

Poblaciones especiales 

Población Pediátrica: Aunque la terapia de rehidratación oral parece ser segura y eficaz en los recién nacidos, no ha sido evaluada en niños prematuros.
Población Adultos Mayores: Las Soluciones de Rehidratación Oral, generalmente son bien toleradas en la población geriátrica y generalmente no requieren ajustes de dosis.

Mutagenicidad, oncogenicidad y fertilidad

No se han reportado casos de mutagenicidad, oncogenicidad o alteraciones en la fertilidad con las Soluciones de Rehidratación Oral.

Recomendaciones generales

Almacenar a temperatura inferior a 30 ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Venta sin fórmula médica. En caso de ingesta sin indicación consulte al médico. Una vez abierto, consúmase el contenido dentro de las 24 horas siguientes y deseche el sobrante. No congelar.

Solicitud de Muestra Médica

El envío de muestras médicas está sujeto a disponibilidad de las mismas.

Tiempo de entrega estimado: 10 días

Registre o actualice su dirección:

ENLACES CIENTÍFICOS