Recuperar contraseña
Hidraplus

Hidraplus® 30 y 45 mEq

Solución Oral Estéril
Sales de Rehidratación Oral

Composición

Cada 100 mL de HIDRAPLUS® contiene: 

 

Hidraplus® 30

Hidraplus® 45

Cloruro de Sodio USP

11,7 mg

205 mg

Cloruro de Potasio USP

89,5 mg

-

Cloruro de Calcio USP

29,1 mg

-

Cloruro de Magnesio USP

40,6 mg

-

Citrato de Sodio Dihidratado USP

275 mg

98 mg

Citrato de Potasio USP

-

203 mg

Dextrosa Anhidra USP

2,5 g

2,5 g


Los mEq aproximados por litro son:


 

Hidraplus® 30

Hidraplus® 45

Sodio

30 mEq/L

45 mEq/L

Potasio

13,5 mEq/L

20 mEq/L

Calcio

4 mEq/L

-

Magnesio

4 mEq/L

-

Cloruro

30 mEq/L

35 mEq/L

Citrato

9,4 mEq/L

29 mEq/L

Dextrosa

-

126 mEq/L


Osmolaridad

280 mEq/L

258 mOsm/L

Presentaciones

Botella con 500 mL y caja por 5 sachets con 100 mL cada uno (500 mL).
HIDRAPLUS® 30 (Reg. San. No. INVIMA 2007 M-0006812) Botella: sabores: fresa, uva, coco, cereza. Sachet: sabores: fresa, coco, cereza.
HIDRAPLUS® 45 (Reg. San. No. INVIMA 2008 M-011415-R1) Botella: 5 sabores: tutti frutti, fresa, uva, coco, chicle. Sachet: 3 sabores: tutti frutti, uva, chicle.

Descripción

HIDRAPLUS® 30 es una solución de electrolitos que provee al niño una bebida electrolítica ideal para la prevención de la deshidratación por fiebre, diarrea leve y vómito. También es utilizada en condiciones de hidroestrés deporte activo, exposición solar prolongada, calor extremo y humedad excesiva), previniendo la deshidratación. HIDRAPLUS® 45 es una solución de electrolitos que otorga al niño una bebida electrolítica ideal para la prevención de la deshidratación por diarrea y vómito.

Indicaciones

HIDRAPLUS® 30 e HIDRAPLUS® 45 están indicados en la prevención y control de la deshidratación leve o moderada, secundaria al síndrome diarreico.

Posología 

Niños menores de 2 años, deben consultar al médico.
La recomendación de la OMS para el manejo de la diarrea, consiste en dar una estratificación de la dosificación de acuerdo a la edad y el peso.

Cantidad aproximada en las primeras 4 horas*

Edad**

Peso (kg)

mL o cc

Onzas (oz)

Menor de 4 meses

Menos de 5

200 - 400

7 - 14

4 - 11 meses

5 - 8

400 - 600

14 - 20

12 - 23 meses

8 - 11

600 - 800

20 - 27

2 - 4 años

11 - 16

800 - 1.200

27 - 41

5 - 14 años

16 - 30

1.200 - 2.200

41 - 74

Mayor de 15 años

Más de 30

2.200 - 4.000

74 - 135

* Dosificación recomendada por la Organización Mundial de la Salud.
** Usar la edad del niño solamente cuando no se conozca su peso.
La dosis debe ser según criterio médico. No exceder los 150 mL por Kg de peso en 24 horas

Forma de administracíon: 
Botella: Usar la copa dosificadora o tomar directamente del frasco, sólo por vía oral. En los niños menores de 2 años administrar inicialmente 5 mL cada 1 ó 2 minutos; para los niños mayores y los adultos ofrecer frecuentemente. Si el niño vomita, espere 5 o 10 minutos y reinicie HIDRAPLUS® más lentamente. Después de cada deposición dar adicionalmente a los niños menores de 2 años de 50 a 100 mL (2 a 3 onzas) y a los niños mayores de 2 años de 100 a 200 mL (3-7 onzas). En adultos tomar a libre demanda. No exceder los 150 mL por kilo de peso en 24 horas.

Contraindicaciones y advertencias

HIDRAPLUS® 30 e HIDRAPLUS® 45 están contraindicados en la 85 hipertensión arterial, falla renal, diabetes mellitus, vómito pertinaz. Niños menores de 2 años, deben consultar al médico. Después de ser abierto el envase debe consumirse dentro de las 24 horas siguientes, posterior a esto se debe desechar el sobrante. Descartar la solución si observa partículas extrañas. Si los síntomas persisten, consulte a su médico.

Interacciones farmacológicas

No se han reportado hasta el momento.

Precauciones

Durante la terapia de rehidratación oral se recomienda el consumo de alimentos blandos, para mantener una adecuada nutrición y un buen balance calórico. En lactantes, es prioritario continuar la lactancia entre las dosis de la solución. Se debe consultar al médico si la diarrea no mejora en un día o dos, o si empeoran los síntomas durante el tratamiento con este medicamento. Se debe consultar al médico tan pronto como sea posible si se presentan signos y/o síntomas de deshidratación severa, incluyendo piel acartonada (disminución de la turgencia de la piel), ojos hundidos, mareo, debilidad o cansancio, irritabilidad y pérdida de peso. Se deben evitar alimentos que contengan una carga elevada de glucosa como jugos de fruta así como alimentos con alto contenido de sal, hasta que se hayan descontinuado las soluciones de rehidratación, para prevenir la ingesta excesiva de estos o la aparición de una diarrea osmótica.

Eventos adversos

Las soluciones de rehidratación oral raramente presentan efectos adversos; la mayoría de los que han sido descritos dependían de otras condiciones subyacentes del paciente. Han sido reportados: hipernatremia, aumento de la presión arterial, sincope, edema de miembros inferiores, edema palpebral y vómito.

Farmacología clínica

El fundamento de la terapia de rehidratación oral consiste en aprovechar el sistema de cotransporte por difusión facilitada de glucosa-sodio del receptor SGLT 1 presente en la mucosa del intestino delgado. Este transportador, que es específico para cada nutriente, tiene además la capacidad de ligar un ión sodio en otro sitio de acople, formando así el complejo transportador-glucosa-sodio en relación 1-1. Esto facilita y hace más eficiente la absorción del sodio, pero también beneficia la absorción del nutriente gracias a los gradientes eléctrico y de concentración que, entre los espacios extra e intracelular, se generan como consecuencia del trabajo de la sodio-potasio ATPasa a nivel de la membrana basolateral del enterocito, los cuales agilizan el movimiento del complejo desde el lado luminal de la 84 membrana al citoplasma. Aquí, tanto el sodio como la glucosa se separan del transportador; esta última pasa a través de la membrana basal al espacio intersticial y a la microcirculación, para llegar luego al hígado o a las células; el sodio es transportado al espacio intercelular amplio por la sodio-potasio ATPasa. De esta manera, se produce por ósmosis el movimiento de agua desde la luz intestinal a través de los orificios en las uniones firmes intercelulares (vía paracelular) o las fenestraciones de la membrana apical (vía transcelular) al intersticio capilar. El movimiento de agua, por “arrastre”, lleva consigo otros micro y macronutrientes hacia la circulación. Durante la diarrea aguda, la absorción de sodio se altera y una solución salina isotónica sin glucosa puede aumentar el volumen de las heces debido a que pasa por el intestino sin ser absorbida. Como el sistema de absorción de glucosa suele permanecer intacto durante las enfermedades diarreicas, la absorción neta de agua y electrolitos, a partir de la dextrosa y una solución isotónica, puede igualar o superar el volumen de heces diarreicas incluso si la pérdida es rápida. La sacarosa (azúcar común) puede ser sustituida por dextrosa en las soluciones de rehidratación oral base de dextrosa, pero se necesita el doble de la cantidad de azúcar para que sea efectiva. Sin embargo, el uso excesivo de glucosa o sacarosa puede exacerbar la diarrea, debido al efecto osmótico de la glucosa no absorbida. En éstas fórmulas, la reposición de potasio durante la diarrea aguda impide las concentraciones séricas inferiores a las esperadas, especialmente en niños en los que las pérdidas de materia fecal de potasio es mucho mayor que en adultos. Cuando se añade a las soluciones de rehidratación oral el bicarbonato y el citrato, son igualmente eficaces en la corrección de la acidosis metabólica causada por la diarrea y la deshidratación. Sin embargo, el citrato se utiliza en lugar del bicarbonato en la formulación de la OMS para prevenir la aparición de la decoloración inducida por el bicarbonato y la descomposición de la glucosa en los paquetes.

Embarazo y lactancia

Categoría A: Estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas no han podido demostrar riesgo para el feto por la utilización del fármaco en el primer trimestre de la gestación y no hay evidencia del riesgo en los trimestres posteriores. La posibilidad de peligro para el feto es poco probable. Durante estos períodos se debe consultar con el médico el uso de las sales de rehidratación oral.

Poblaciones especiales

Población Pediátrica: Aunque la terapia de rehidratación oral parece ser segura y eficaz en los recién nacidos, no ha sido evaluada en niños prematuros. El rango de concentraciones de sodio recomendadas por la Academia Americana de Pediatría Comisión de Nutrición es de 30 a 60 mEq/L para las soluciones de mantenimiento. La alimentación normal (incluyendo la leche materna) debe ser continuada, así como una ingesta adecuada de agua libre, con el fin de evitar la aparición de hipernatremia asociada con el uso de las soluciones de rehidratación oral con citrato. Para niños menores de dos años, consultar al médico.
Población Adultos Mayores: Las soluciones de rehidratación oral generalmente son bien toleradas y no requieren ajustes de dosis en los adultos mayores.

Recomendaciones generales

Almacenar a temperatura inferior a 30°C. Conservar en un lugar fresco y seco. Una vez abierto, consúmase el contenido dentro de las 24 horas siguientes y deseche el sobrante. No congelar.

Solicitud de Muestra Médica

El envío de muestras médicas está sujeto a disponibilidad de las mismas.

Tiempo de entrega estimado: 10 días

Registre o actualice su dirección:

ENLACES CIENTÍFICOS