Recuperar contraseña

  • metforminaglibenclamida
  • bioequivalencia

Metformina-Glibenclamida MK®

Cápsulas
Antidiabéticos biguanidas y sulfonilureas en combinación fija
(Metformina, Glibenclamida)

Composición Metformina-Glibenclamida MK®

Cada Tableta de METFORMINA/GLIBENCLAMIDA MK® 500 mg/2,5 mg contiene Metformina Clorhidrato 500 mg, Glibenclamida 5 mg; excipientes c.s.
Cada Tableta de METFORMINA/GLIBENCLAMIDA MK® 500 mg/5 mg contiene Metformina Clorhidrato 500 mg, Glibenclamida 5 mg; excipientes c.s.

Presentaciones Metformina-Glibenclamida MK®

METFORMINA/GLIBENCLAMIDA 500 mg/2,5 mg MK®, caja por 30 tabletas cubiertas con 500 mg de metformina y 2,5 mg de glibenclamida (Reg. San. No. INVIMA 2012 M-0012969).
METFORMINA/GLIBENCLAMIDA 500 mg/5 mg MK®, caja por 30 tabletas cubiertas con 500 mg de metformina y 5 mg de glibenclamida (Reg. San. No. INVIMA 2012 M-0013204).

Descripción Metformina-Glibenclamida MK®

METFORMINA/GLIBENCLAMIDA MK®, es una asociación de dos medicamentos, un antihiperglicemiante como la Metformina y un hipoglucemiante oral como la Glibenclamida. La Metformina es un agente hipoglucemiante de la familia de las biguanidas (derivado de la guanidina, sustancia que está naturalmente en una planta, la Galega officinalis, utilizada en la Europa medieval como antidiabética); la Metformina es muy soluble en agua y prácticamente insoluble en acetona, éter y cloroformo. Generalmente disminuye el peso corporal. Además, interfiere en la absorción de vitamina B12 por inhibir competitivamente a su receptor, provocando anemia. Otras: Reduce los niveles de triglicéridos, de la fracción LDL y disminuye la oxidación de ácidos grasos. La Glibenclamida es un derivado de las sulfonilureas, la cual se utiliza como agente hipoglucemiante o antidiabético, acompañado de una dieta adecuada. Se puede asociar a otros hipoglucemiantes como la Metformina, especialmente en aquellos pacientes con diabetes mellitus tipo II que no logran controlar su glucemia a pesar de la dieta, el ejercicio y la toma de un hipoglucemiante oral, situación frecuente en pacientes con una larga historia de esta enfermedad.

Mecanismo de acción Metformina-Glibenclamida MK®

El mecanismo de acción de la Metformina es disminuir la insulinoresistencia, restaurando la eficacia de la insulina en las células hepáticas, musculares y adiposas, acción que finalmente se manifiesta por un aumento en el consumo de los glúcidos a nivel celular. La Metformina tiene dos tipos de acciones, las primeras directamente relacionadas con el metabolismo de la glucosa y las segundas aunque conexas, diferentes a estas, centradas en el metabolismo de los lípidos y el peso corporal. Disminuye la concentración de glucosa basal y postprandrial. Disminuye la producción de glucosa hepática (inhibiendo la gluconeogénesis), estimula la glucólisis anaeróbica en los tejidos periféricos. Aumenta la sensibilidad del hígado y tejidos periféricos (músculo) a la acción de la insulina. Aumenta el número y actividad de receptores periféricos a la insulina. Aumenta la sensibilidad a la acción de la insulina. Además disminuye la absorción intestinal de glucosa. La Glibenclamida es uno de los más potentes medicamentos antidiabéticos. El mecanismo exacto de la acción hipoglucemiante no ha sido claramente establecido, al parecer se debe por estimulación de la secreción de insulina por parte de las células beta de los islotes del páncreas. Ésta se produce debido a que la Glibenclamida bloquea los canales de potasio dependientes de ATP que hay en las membranas de las células pancreáticas beta, provocando despolarización, entrada de calcio y liberación de insulina. Otros mecanismos sugeridos incluyen disminución de la producción basal de glucosa hepática e incremento en la acción periférica de la insulina a nivel del postreceptor (probablemente a nivel intracelular). Al parecer aumenta la sensibilidad a la insulina de los tejidos extrapancreáticos. La disminución de la glucemia se produce solamente en aquellos pacientes capaces de sintetizar insulina y es inefectiva en ausencia de funcionamiento de las células beta; no influye en la producción de insulina por las células beta, pero parece potenciar su liberación desde éstas células pancreáticas. En pacientes con diabetes individuos sanos, las concentraciones plasmáticas de insulina se incrementan a los 15-60 minutos y alcanzan un máximo en 1-2 horas, en pacientes con diabetes, el incremento en la concentración de la insulina en plasma puede persistir hasta por 24 horas. La Glibenclamida produce un leve efecto diurético al incrementar el aclaramiento renal del agua libre, pero el mecanismo por el cual ocurre este fenómeno es desconocido; se ha sugerido que puede inhibir la reabsorción de sodio en el túbulo renal proximal o la reabsorción de agua en el túbulo renal distal mediante un mecanismo no dependiente de vasopresina.

Indicaciones Metformina-Glibenclamida MK®

METFORMINA/GLIBENCLAMIDA MK® está indicada como terapia de segunda linea en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 en los que la monoterapia ha fallado y en los que el médico tratante ha logrado estandarizar el paciente a las concentraciones aportadas.

Farmacocinética Metformina-Glibenclamida MK®

Absorción: La biodisponibilidad absoluta de una dosis de 500 mg de Metformina en condiciones de ayuno es de aproximadamente 50 a 60%. Los estudios realizados utilizando dosis orales únicas de Metformina entre 500 y 1.500 mg y entre 850 y 2.550 mg, indican que hay una falta de proporcionalidad de la biodisponibilidad con dosis crecientes, lo cual es debido a una disminución de la absorción en lugar de una alteración en la eliminación. La ingesta de alimentos retrasan la absorción de la Metformina y disminuyen la concentración máxima (Cmax) en un 40% aproximadamente, el área bajo la curva (AUC) disminuye en un 25% y se prolonga el tiempo hasta la Cmax (Tmax), en unos 35 minutos.La Glibenclamida se absorbe rápidamente por el tracto gastrointestinal, el tiempo hasta la concentración máxima se encuentra entre las 2 y las 4 horas y alcanza aproximadamente los 140-350 ng/mL; con una vida media de 10 horas. La unión a proteínas plasmáticas es elevada (90%). La absorción puede ser lenta en pacientes hiperglucémicos y puede diferir de acuerdo con el tamaño de la partícula usada en la preparación. Los alimentos al parecer no afectan la tasa de absorción de la Glibenclamida.
Distribución: El volumen de distribución aparente después de una dosis única de Metformina de 850 mg es en promedio de 654 ± 358 litros. La Metformina se une de manera insignificante a las proteínas plasmáticas. La Metformina se distribuye en los eritrocitos, muy probablemente como una función del tiempo. A dosis clínicas habituales las concentraciones plasmáticas en estado estable de la Metformina se alcanzan dentro de las 24 a 48 horas siguientes y generalmente son menores a 1 mg/mL. Durante los ensayos clínicos controlados con Metformina, los niveles plasmáticos máximos de Metformina no excedieron nunca los 5 mg/mL, incluso a las dosis máximas terapéuticas.La distribución de la Glibenclamida en el cuerpo humano no ha sido completamente caracterizada. En adultos sanos el volumen de la distribución en la fase de eliminación alcanza un promedio de 0,155 L/kg después de la administración oral o endovenosa en animales, alcanza altas concentraciones en hígado, riñones, intestinos y bajas concentraciones en estómago, páncreas, bazo, nodos linfáticos mesentéricos, retroperitoneo, corazón, pulmón, gónadas y cerebro. En humanos se distribuye en cantidades sustanciales en la bilis. Al parecer cruza la barrera placentaria, se ha encontrado hipoglucemia en neonatos cuyas madres han recibido Glibenclamida alrededor del parto, no se conoce si se excreta en la leche materna.
Metabolismo: Los estudios sobre la administración intravenosa de una dosis única de Metformina, demostraron que es eliminada sin cambios en la orina y no tiene ningún metabolismo ni modificación hepática o en algún otro sistema; no presenta ninguna eliminación biliar y no se han detectado metabolitos en la circulación sistémica. La Glibenclamida se metaboliza completamente en el hígado y sus metabolitos son inactivos y no son considerados clínicamente importantes; se excretan en un 50% por vía biliar en las heces y el resto son excretados en la orina. Las concentraciones séricas parecen declinar de forma bifásica.
Eliminación: La depuración de Metformina es aproximadamente 3,5 veces mayor que la depuración de creatinina, lo que indica que la secreción tubular es la mayor forma de eliminación. Después de la administración oral, un 90% del fármaco es eliminado en las primeras 24 horas, con una vida medía de eliminación plasmática de 6,2 horas. En la sangre, la vida media de eliminación es de aproximadamente 17,6 horas, lo que sugiere que la masa eritrocitaria puede ser un compartimento de distribución del fármaco. En adultos saludables, el tiempo de eliminación terminal de la Glibenclamida se ha reportado en promedio entre 1,4 y 1,8 horas (rango 0,7-3 horas); al evaluar los metabolitos, el tiempo en promedio fue de 10 horas (rango 5-26 horas). Las concentraciones séricas de Glibenclamida se pueden incrementar en pacientes con insuficiencia renal o hepática. La mayoría de la excreción urinaria ocurre dentro de las primeras 6-24 horas posteriores a la administración oral. La depuración plasmática reportada para la Glibenclamida es de 78 mL/hora/kg en promedio para adultos sanos. Los efectos de la lesión renal en la eliminación de la Glibenclamida y sus metabolitos no han sido completamente dilucidados. Al parecer la remoción por hemodiálisis parece ser mínima.

Posología Metformina-Glibenclamida MK®

La dosificación debe ser individualizada con base en la efectividad y en la tolerabilidad mientras no se exceda la concentración máxima recomendada de 2.000 mg Metformina y 20 mg de Glibenclamida. Con el fin de evitar fenómenos de hipoglucemia, la dosis inicial no debe exceder la dosis diaria de Glibenclamida o Metformina que ya venía tomando el paciente. La dosis diaria debe titularse o ajustarse en incrementos no mayores de 5 mg de Glibenclamida y de 500 mg de Metformina hasta alcanzar la dosis mínima efectiva para un adecuado control glicémico.

Contraindicaciones y advertencias Metformina-Glibenclamida MK®

Enfermedad renal y disfunción renal, falla cardiaca congestiva que requiere tratamiento farmacológico, hipersensibilidad conocida a la Metformina o Gilbenclamida, acidosis metabólica aguda cetoacidosis diabética.. Tome precauciones especiales: si presenta síntomas de una condición llamada acidosis láctica, que se manifiesta a través del vómito, dolor de estómago con calambres musculares y una sensación general de malestar con fatiga severa y dificultad para respirar. Si ocurren estos síntomas, suspenda inmediatamente el uso del medicamento o si usted presenta síntomas de hipoglucemia (niveles bajos de glucosa en la sangre). Los signos de alarma pueden ocurrir súbitamente y pueden incluir sudoración, piel fría y pálida, mareo, dolor de cabeza, latido acelerado del corazón, vértigo, fuerte sensación de hambre, cambios temporales de la visión, cansancio y debilidad inusuales, nerviosidad o temblor, sensación de ansiedad, dificultad para concentrarse, habla difícil de entender, sensación de confusión. Sea también especialmente cauteloso: si sufre de cualquier enfermedad infecciosa como resfriado, infección de las vías respiratorias o infección del tracto urinario. Siga cumpliendo con cualquier recomendación del médico en cuanto a su alimentación y haga ejercicio regularmente mientras esté tomando este medicamento. Consulte a su médico periódicamente para monitorear los niveles de azúcar en la sangre y la función renal.

Precauciones Metformina-Glibenclamida MK®

El tratamiento con Glibenclamida debe estar acompañado de una dieta prescrita. Se pueden presentar reacciones semejantes a las del disulfiram cuando se ingiere alcohol. Durante el tratamiento se pueden presentar reacciones de fotosensibilidad. La combinación de Metformina y Glibenclamida puede llegar a producir hipoglucemia, por lo que se requiere una adecuada selección del paciente, una apropiada dosificación e instrucciones claras con respecto a la presencia de síntomas de hipoglucemia, para disminuir el riesgo de que se presente esta entidad. En casos de insuficiencia suprarrenal o hipofisiaria, se aumentan las probabilidades de que se presente un evento hipoglucémico. Los pacientes adultos mayores son más sensibles a los efectos de la Glibenclamida, dado que se reduce el metabolismo y la excreción, por lo cual es preferible evitar los hipoglucemiantes orales de acción prolongada. Se debe tener un control en forma periódica de la glicemia pre y posprandial. Se puede presentar hipoglucemia por lo cual debe instruirse al paciente y su familia. Se debe realizar un balance riesgo/beneficio y control estricto en pacientes con insuficiencia renal, hepática o suprarrenal, debilidad general, malnutrición, náuseas, vómitos, insuficiencia hipofisaria y disfunción tiroidea. Según criterio médico, se puede utilizar insulina en intervenciones quirúrgicas y en casos de descompensación. En caso de cambiar un hipoglucemiante por Glibenclamida, éste debe ser siempre bajo supervisión e indicación médica, iniciar 24 horas después de la última toma, iniciando con 2,5 mg y ajustando la dosis en forma semanal de acuerdo con la evolución del paciente. Si es cloropropamida se debe esperar 48 horas salvo otra indicación médica. Se debe informar al paciente que nunca se debe corregir el olvido de una dosis con una mayor en la siguiente toma, se debe instruir al paciente y a su familia como actuar en estas situaciones y ante otras posibles eventualidades. La combinación de Metformina y Glibenclamida no debe ser utilizada en pacientes que ingieren importantes cantidades de alcohol, tampoco en casos de hemorragias, septicemias, insuficiencia cardíaca o respiratoria, obstrucción vascular, estado de choque o con insuficiencia renal o hepática, pues todas estas condiciones aumentan el riesgo de que se produzca acidosis láctica. Tampoco deberá utilizarse en pacientes con insuficiencia hepatocelular e intoxicación alcohólica aguda.

Eventos adversos Metformina-Glibenclamida MK®

Pueden aparecer reacciones en aparato digestivo como náuseas, trastornos gastrointestinales, hipersensibilidad cutánea (que sugiere su suspensión o cambio). Es importante señalar que las sulfonilureas (Glibenclamida) pueden ocasionar hipoglucemia grave de larga duración que puede ser incluso fatal y que esta reacción depende de la edad, ya que es más frecuente en pacientes de edad avanzada, depende de la reducción de ingesta de alimentos en pacientes con pérdida del apetito y de enfermedades interrecurrentes como renales o hepáticas. La Glibenclamida puede ocasionar también colestasis intrahepática. Otras reacciones de las sulfonilureas son fotosensibilidad, prurito, dermatitis exfoliativa y efecto antitiroideo débil. Es importante señalar que la Glibenclamida tiene acción antiagregante plaquetaria y raramente puede ocasionar anemia hemolítica. El efecto secundario de las biguanidas incluye vómito, náuseas, diarrea, anorexia, sabor metálico de los alimentos y su reacción secundaria más grave es la acidosis láctica, aún cuando es menos frecuente con la Metformina que con otras biguanidas.

Interacciones farmacológicas Metformina-Glibenclamida MK®

Ciertos medicamentos tienden a producir por si mismos hiperglicemia como las tiazidas, corticosteroides, estrógenos, anticonceptivos orales y fenitoína entre otros; estos no deben ser evitados en la medida de lo posible durante el tratamiento. El efecto de la Glibenclamida puede ser potenciado por medicamentos que se unen a las proteínas plasmáticas como los AINEs, las sulfonamidas, el cloranfenicol, el probenecid, los anticoagulantes coumarínicos y los betabloqueadores entre otros, aumentándose de esta manera la probabilidad de presentarse un evento hipoglicémico. Cuando estos medicamentos se administran a un paciente que recibe METFORMINA/GLIBENCLAMIDA MK®, a éste se le debe controlar con frecuencia para establecer si hay pérdida de control glucémico e instruirlo en los signos y síntomas de la hipoglucemia. Las sulfonilureas se unen fuertemente a proteínas plasmáticas por lo que puede desplazar a fármacos como anticoagulantes orales, hidantoínas, salicilatos y otros agentes antiinflamatorios no esteroides y sulfonamidas. La fenilbutazona aumenta la acción hipoglucemiante, los betabloqueadores ocasionan deterioro de tolerancia a la glucosa. El cloranfenicol, los IMAO y el probenecid aumentan el efecto hipoglucemiante de los hipoglucemiantes orales. Los corticosteroides, los anticonceptivos, la fenitoína, la rifampicina y la isoniazida disminuyen el efecto hipoglucemiante de las sulfonilureas.

Embarazo y lactancia Metformina-Glibenclamida MK®

Categoría B: No existen evidencias de riesgo en la especie humana. Los estudios en animales no han demostrado un efecto adverso sobre el feto, pero no hay estudios clínicos adecuados y bien controlados hechos en mujeres embarazadas. Los estudios de reproducción en animales han demostrado efectos adversos diferentes a una disminución en la fertilidad.
Lactancia: Se desconoce si la Metformina en combinación con la Glibenclamida se excreta por la leche materna, por lo tanto, su uso durante éste período no está recomendado.

Sobredosis Metformina-Glibenclamida MK®

Existen reportes de sobredosis de Metformina de más de 50 gramos; en el 10% de los casos se ha reportado la aparición de hipoglucemia, sin que se haya establecido una relación causal con el fármaco. En un 32% de los casos se presentó acidosis láctica. La Metformina es dializable, teniendo una depuración de 170 mL/min en buenas condiciones hemodinámicas, de manera que puede ser una medida de utilidad. La sobredosis de sulfonilureas puede producir hipoglucemia. Síntomas hipoglucémicos leves, sin pérdida de conciencia o hallazgos neurológicos, deben ser tratados de manera agresiva con glucosa oral y ajustes de la dosis del medicamento y/o patrones de alimentación. Se debe continuar realizando monitorización cercana hasta que el médico esté seguro de que el paciente está fuera de peligro. Rara vez ocurren reacciones hipoglucémicas severas con coma, convulsiones u otras alteraciones neurológicas, pero constituyen emergencias médicas que requieren hospitalización inmediata. Si se diagnostica o sospecha un coma hipoglucémico, al paciente se le debe administrar una inyección intravenosa rápida de solución de glucosa concentrada (50%). Esto debe ir seguido de una infusión continua de una solución de glucosa más diluida (10%) a una tasa que mantenga la glucosa sanguínea a un nivel superior a los 100 mg/dl. Los pacientes deben ser monitorizados de cerca durante un mínimo de 24 a 48 horas, ya que la hipoglucemia puede recurrir después de una aparente recuperación clínica. En caso de ingesta de una dosis masiva del medicamento, ya sea accidental o intencional, deberá establecerse una vía venosa permeable de forma inmediata, se requiere hacer vaciamiento gástrico inmediato ya sea mecánico, provocando el vómito, o con la realización de lavado gástrico. Deberá tenerse especial cuidado con la aparición de síntomas por intoxicación como son: convulsiones, depresión respiratoria, oliguria o anuria y resolverlos según sea el caso. La acidosis láctica es muy rara pero es una urgencia médica y debe ser tratada en una unidad de cuidado intensivo.

Recomendaciones generales Metformina-Glibenclamida MK®

Almacenar a temperatura inferior a 30 ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Medicamento de venta con fórmula médica. No usar este producto una vez pasada la fecha de vencimiento o caducidad.

Solicitud de Muestra Médica

El envío de muestras médicas está sujeto a disponibilidad de las mismas.

Tiempo de entrega estimado: 10 días

Registre o actualice su dirección:

ENLACES CIENTÍFICOS