Recuperar contraseña

kolagranulada

Kola Granulada MK® Granulado

Kola Granulada MK® Granulado

Composición Kola Granulada MK® Granulado

Cada porción de Kola Granulada MK® (10g), contiene Vitamina A 10.000 UI; Vitamina B1 (Tiamina) 3 mg; Vitamina B2 (Riboflavina) 3 mg; Vitamina B3 (Nicotinamida) 35 mg,; Vitamina B5 (Pantotenato de Calcio) 10 mg; Vitamina B6 (Piridoxina) 1 mg; Vitamina B12 (Cianocobalamina) 6 mcg; Vitamina C (Ácido Ascórbico) 100 mg; Vitamina D (Colecalciferol) 400 UI; Vitamina E (Tocoferol) 10 mg; Ácido Fólico 500 mcg; Biotina 300 mcg; Calcio 100 mg; Fósforo 77,4; Hierro 3,2 mg; Zinc 3 mg. 

Presentaciones Kola Granulada MK® Granulado

Kola Granulada MK® viene en frasco por 330 g, 135 de granulado para reconstituir y sobre de 30 g granulado para reconstituir.
Reg. San. No INVIMA SD2011-0002008. 

Descripción Kola Granulada MK® Granulado

Kola Granulada MK® es un suplemento nutricional de vitaminas y minerales, necesarios para el desarrollo de la actividad diaria y de los procesos metabólicos celulares. La formulación actual cuenta con Biotina, Zinc y Fibra, ingredientes que claves que otorgan múltiples beneficios como una mayor producción de energía, fortalecimiento de las defensas prevención de la anemia y un apoyo al crecimiento y desarrollo.Kola Granulada MK® ofrece un completo balance entre las necesidades nutricionales de energía y los nutrientes necesarios para un desarrollo saludable. 

Posología Kola Granulada MK® Granulado

Adultos: Una porción de 10 g, al día. 
Niños entre 4 y 18 años: Una porción de 5 g, al día. 

Se recomienda el consumo de una porción al día. Para la reconstitución de la fórmula, se recomienda disolver una medida deKola Granulada MK®, en un vaso de leche y revolver hasta conseguir una consistencia homogénea; para mejores resultados se recomienda el uso de la licuadora. La ingesta simultánea con los aliementos no interfiere con el medicamento. Debido a que la concentración de nutrientes presente en Kola Granulada MK® no supera los niveles máximos permitidos, no se hace necesario tener periodos de descanso, en la dosificación o periodos de tiempo donde sea necesario suspender la medicación. En algunos casos específicos donde hay requerimientos elevados de nutrientes, como recuperación de cirugías, deportistas en periodos de entrenamiento intenso o suplementación extra se puede utilizar una dosis más alta de la recomendada, pero siempre debe realizarse bajo supervisión médica. 

Precauciones Kola Granulada MK® Granulado

No consuma este producto en dosis superiores a las recomendadas sin contar con supervisión médica.

Eventos adversos Kola Granulada MK® Granulado

En las dosis recomendadas del producto, no se esperan eventos adversos relacionados diferentes a las reacciones de hipersensibilidad, pues las concentraciones de nutrientes no superan los niveles de ingesta diaria recomendada.

Embarazo y lactancia Kola Granulada MK® Granulado

Categoría N: Hasta el momento de la elaboración de este texto, la FDA no ha clasificado a este fármaco, por tanto no se recomienda su uso durante el embarazo y la lactancia.

Sobredosis Kola Granulada MK® Granulado

Para el manejo de intoxicaciones agudas, por ingesta accidental de dosis altas no terapéuticas debe acudirse inmediatamente al médico. Si se atiende temprano se puede utilizar carbón activado y se debe dar manejo de las vías respiratorias. No existe un antídoto específico para el tratamiento de la sobredosis y se recomienda implementar un programa de vigilancia clínica estricta e instaurar medidas sintomáticas y de soporte según como evolucione el paciente.

Recomendaciones generales Kola Granulada MK® Granulado

Almacenar a temperatura inferior a 30 ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Medicamento de venta con fórmula médica. No usar este producto una vez pasada la fecha de vencimiento o caducidad.

Funciones Kola Granulada MK® Granulado

Vitamina A: Es indispensable para la visión. Interviene en la reproducción, formación y mantenimiento de nuestra piel, huesos, dientes y ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune. Su deficiencia produce los problemas de la visión, piel reseca con escamas y susceptibilidad a infecciones.
Vitamina B1 (Tiamina): Es necesaria para poder extraer y procesar la energía que se encuentra dentro de los alimentos. La deficiencia de esta vitamina puede causar trastornos mentales y del sistema nervios
Vitamina B2 (Riboflavina): Es indispensable para poder extraer y procesar la energía que se encuentra dentro de los alimentos, especialmente de las proteínas. Es necesaria para producir sustancias antioxidantes y su deficiencia puede producir anemia y alteraciones de los procesos de las otras vitaminas del complejo B.
Vitamina B3 (Nicotinamida): Es la encargada de liberar la energía contenida en los alimentos, especialmente desde los carbohidratos y las grasas. La deficiencia puede producir trastornos de la piel, diarrea y alteraciones mentales.
Vitamina B5 (Acido Pantotenico): Es la que procesa y libera la energía contenida en los alimentos, desde los carbohidratos, las proteínas y las grasas. La deficiencia puede producir dolor de cabeza, debilidad, cansancio, insomnio y dolor en las extremidades.
Vitamina B6 (Piridoxina): Es esencial para la liberación de la energía almacenada por nuestro organismo y para generar energía a partir de las proteínas contenidas en los alimentos. Es necesaria para la formación de sustancias en el cerebro relacionadas con nuestro estado de ánimo. Es clave para producir el material que recubre los nervios y para la formación de los globulos rojos. Su deficiencia puede producir anemia y trastornos neurológicos.
Vitamina B12 (Cianocobolamina): Es fundamental para cientos de procesos de nuestro organismo, entre estos se destacan la síntesis del material genético, la de la hemoglobina que transporta el oxígeno en la sangre y sustancias esenciales para el funcionamiento del sistema nervioso. Su deficiencia puede producir anemia, dificultad para caminar, pérdida de memoria, desorientación y alteraciones mentales. 
Vitamina C (Acido Ascorbico): Es el principal antioxidante del organismo, es importante en la formación del colágeno, un compuesto esencial para la formación de la piel, los músculos, huesos y dientes. Entre otras funciones, le da soporte a las células del sistema inmune y protege al organismo del daño producido por los radicales libres.
Vitamina D3 (Colecalciferol): Se necesita para mantener el balance del Calcio en el organismo, ayuda a mantener los huesos fuertes y a prevenir el riesgo de fracturas y raquitismo. También se ha relacionado con el control del sistema inmune y la protección como antioxidante de los radicales libres. 
Vitamina E (α-Tocoferol): Es uno de los principales antioxidantes en el organismo. Su consumo se ha podido relacionar con la prevención del riesgo cardiovascular y el fortalecimiento del sistema inmune. Se concentra en la piel y ayuda a protegerla del daño que produce la radiación UV, la principal causa de su deterioro.
Acido Fólico: Interviene en la síntesis del ADN y ayuda a las células a replicarse con faciliad y rapidez. Es necesario para la salud reproductiva en general tanto en hombres como en mujeres.
Biotina: También es conocida Vitamina B7. Juega un papel muy importante en el metabolismo de los carbohidratos, proteínas, y grasas. Entre sus beneficios esta que ayuda a mantener las uñas, el cabello y la piel en buenas condiciones, contribuye a estabilizar los niveles de azucar en la sangre, mantener la piel hidratada, ayuda a aliviar algunas afecciones de la piel tales como la dermatitis y el eczema, y ayuda a aliviar los dolores musculares, entre otras muchas. Sin Biotina en el organismo ciertas enzimas no pueden activarse y funcionar adecuadamente, lo cual provocaría un gran número de trastornos metabólicos.
Hierro: Se encuentra en una gran cantidad de moléculas necesarias para nuestra vida. Es vital en el transporte del oxígeno en la sangre desde los pulmones hasta el resto de nuestro cuerpo; esto lo hace por su capacidad única para adquirir el oxígeno rápidamente y liberarlo según sea necesario durante la circulación a través de los tejidos. Su deficiencia puede producir anemia, fatiga, taquicardia, palpitaciones y respiración agitada.
Calcio: Es el mineral más común en nuestro cuerpo. La gran mayoría del calcio se encuentra en los huesos y los dientes, mientras que solamente el 1% se encuentra en la sangre y en los tejidos blandos. Los niveles de calcio deben mantenerse de manera precisa para el funcionamiento normal de casi todas la funciones de las células, entre estas se destacan la contracción muscular, la comunicación entre las neuronas, el ritmo cardiaco y el soporte mineral que le da la rigidez a los huesos.
Fósforo: Las células lo utilizan para almacenar y transportar la energía. Además, el fosfato actua como un activador de las enzimas y las proteínas del organimo, de manera que se hace esencial en la regulación de casi todos los procesos que ocurren en las celulas. Junto con el calcio forman el mineral que le da la resistencia a los huesos. 
Zinc: Es un elemento químico esencial para los seres humanos y ciertos animales. La deficiencia de Zinc perjudica el sistema inmunitario, retardo en el crecimiento, puede producir perdida del cabello, diarrea, impotencia, lesiones oculares y piel, perdida de peso, tardanza en la cicatrización de las heridas, y anomalías en el sentido del olfato y el gusto. En los niños, el Zinc es fundamental y crítico en sus procesos de desarrollo. La falta de Zinc contribuye a la muerte de 800,000 niños en el mundo cada año. 

Solicitud de Muestra Médica

El envío de muestras médicas está sujeto a disponibilidad de las mismas.

Tiempo de entrega estimado: 10 días

Registre o actualice su dirección:

ENLACES CIENTÍFICOS