Recuperar contraseña

metformina
Metformina MK®

Metformina MK®

Sobre el metabolismo de la glucosa: Disminuye la concentración de glucosa basal y postprandrial. Disminuye la producción de glucosa hepática (inhibiendo la gluconeogénesis), estimula la glucólisis anaeróbica en los tejidos periféricos. Aumenta la sensibilidad del hígado y tejidos periféricos (músculo) a la acción de la insulina. Aumenta el número y actividad de receptores periféricos a la insulina. Aumenta la sensibilidad a la acción de la insulina. Además disminuye la absorción intestinal de glucosa.Generalmente disminuye el peso corporal. Además, interfiere en la absorción de vitamina B12 por inhibir competitivamente a su receptor, provocando anemia., Otras: Reduce los niveles de triglicéridos, de la fracción LDL y disminuye la oxidación de ácidos grasos

METFORMINA MK®, Caja con 30 tabletas ranuradas de 850 mg. Reg. San. Nº INVIMA 2002 M-0002020.

La Metformina es un agente hipoglucemiante de la familia de las biguanidas (derivado de la guanidina, sustancia que está naturalmente en una planta, la Galega officinalis, utilizada en la Europa medieval como antidiabética); la Metformina es muy soluble en agua y prácticamente insoluble en acetona, éter y cloroformo.

El mecanismo de acción de la Metformina es disminuir la insulinoresistencia, restaurando la eficacia de la insulina en las células hepáticas, musculares y adiposas, acción que finalmente se manifiesta por un aumento en el consumo de los glúcidos a nivel celular. La Metformina tiene dos tipos de acciones, las primeras directamente relacionadas con el metabolismo de la glucosa y las segundas aunque conexas, diferentes a estas, centradas en el metabolismo de los lípidos y el peso corporal.

La METFORMINA MK® está indicada en diabetes mellitus tipo II, principalmente en pacientes obesos con inadecuado control de la glucemia con dieta y ejercicio. Puede ser usado como monoterapia o en combinación con otros antidiabéticos orales o con insulina.

La METFORMINA MK® está indicada en diabetes mellitus tipo II, principalmente en pacientes obesos con inadecuado control de la glucemia con dieta y ejercicio. Puede ser usado como monoterapia o en combinación con otros antidiabéticos orales o con insulina.

Hipersensibilidad al medicamento o a los componentes, en pacientes con alcoholismo crónico o agudo, mujeres en embarazo, pacientes con insuficiencia renal, hepática y/o cardiovascular. También está contraindicada en pacientes con anorexia, náuseas y diarrea. Su uso requiere chequeo periódico del lactato sanguíneo.

La ácidosis láctica es una consecuencia rara pero potencialmente severa del tratamiento con Metformina. Debe sospecharse en cualquier paciente que esté recibiendo el medicamento cuando haya evidencia de ácidosis aún cuando no haya evidencia de cetoacidosis. Se debe suspender en caso de situaciones predisponentes a hipoxemia, incluyendo colapso cardiovascular, infarto del miocardio agudo, insuficiencia cardiaca congestiva, disfunción renal (creatinina sérica > 1,5 mg/dL o CLCR anormal por cualquier causa, incluyendo shock); ácidosis metabólica aguda o crónica con o sin coma (incluyendo cetoacidosis diabética) y septicemia.

Durante la terapia se han observado: Náuseas, vómito, diarrea, flatulencia, debilidad, molestia en el pecho, rubor, palpitaciones, cefalea, mareo, rash, indigestión, distensión abdominal, heces anormales, estreñimiento, dispepsia, trastorno del gusto, mialgia, disnea, infección del tracto respiratorio superior, diaforesis, niveles disminuidos de

Aumento del efecto/tóxico: La furosemida y la cimetidina pueden aumentar los niveles séricos de la Metformina. Los fármacos catiónicos (por ejemplo, amilorida, digoxina, morfina, procainamida, quinidina, quinina, ranitidina, triamterene, trimetoprim y vancomicina) que se eliminan por secreción tubular renal tiene el potencial de aumentar los niveles séricos de la metformina al competir por el transportador común. Los medios de contraste pueden aumentar el riesgo de ácidosis láctica inducida por la Metformina. 

Categoría B: Los estudios de reproducción en animales no han demostrado riesgo sobre el feto, sin embargo, no hay estudios clínicos adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas o estudios en animales han mostrado un efecto adverso, pero estudios clínicos adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas no han demostrado riesgo sobre el feto. Se desconoce si se excreta por la leche materna, por lo tanto su uso no está recomendado.

Almacenar en un lugar seco a temperatura menor a 30ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Medicamento de venta con fórmula médica. No usar este producto una vez pasada la fecha de vencimiento o caducidad.

informacion para su paciente
ENLACES CIENTÍFICOS