Recuperar contraseña

ciprofloxania
Ciprofloxacina MK®

Ciprofloxacina MK®

Cada Tableta de CIPROFLOXACINA MK® contiene 500 mg de Ciprofloxacina monohidrato, equivalente a Ciprofloxacina base.

CIPROFLOXACINA MK®, Caja por 6 tabletas de 500 mg. Reg. San. Nº INVIMA 2002 M-012855-R1.

La CIPROFLOXACINA MK® es un agente sintético de la clase de las quinolonas fluorinadas, es empleado como antimicrobiano de amplio espectro para administración oral.

La acción bactericida de la Ciprofloxacina resulta de la inhibición de las enzimas topoisomerasa II (ADN girasa) y topoisomerasa IV, necesarias para la replicación, transcripción, reparación y recombinación del ADN bacteriano. El mecanismo de acción de las fluoroquinolonas, como la Ciprofloxacina, es diferente al de las penicilinas, cefalosporinas, aminoglucósidos, macrólidos y tetraciclinas, por lo tanto, los microorganismos resistentes a estas clases de antibióticos pueden ser susceptibles a este grupo de fármacos.

Agente alternativo en el tratamiento de Infecciones causadas por bacterias sensibles a la Ciprofloxacina, localizadas en vías respiratorias, aparato genitourinario, tracto gastointestinal, vías biliares, osteoarticular y de tejidos blandos y además alternativo en infecciones peritoneales, septicemia y blenorragia.

Adultos: 500 a 1.500 mg/día, en 2 tomas diarias, entre 5 y 10 días. Blenorragia activa: 1 día de tratamiento. Osteomielitis: Máximo hasta 2 meses, continuando el tratamiento 3 días después de la total desaparición de los signos y síntomas de la infección. Insuficiencia renal: Con depuración de creatinina de 31 a 60 ml/min/1,72 m2, 1 g oral; con depuración de creatinina menor a 30 ml, 500 mg por vía oral.

Hipersensibilidad a la Ciprofloxacina, embarazo, lactancia y niños. Adminístrese con precaución en pacientes con trastornos cerebrales. Evítese la administración concomitante con antiácidos o teofilina.

No está recomendado en menores de 18 años debido a que ha causado artropatía transitoria en niños; las quinolonas pueden disminuir el umbral convulsivo debido al potencial que tienen para estimular el sistema nervioso central y se debe estar atento a las manifestaciones de este fenómeno como son temblor, inquietud, confusión y raramente alucinaciones o convulsiones en si mismas; se ha reportado decoloración verdosa de los dientes en neonatos; el uso prolongado puede llevar a superinfección; se ha reportado inflamación y/o ruptura tendinosa con Ciprofloxacina y otras quinolonas, por tanto durante el tratamiento con Ciprofloxacina se deben evitar actividades de alta exigencia física. Las quinolonas pueden exacerbar la miastenia gravis.

Se han descrito algunos eventos adversos como náuseas, diarrea pasajera, vómito, dolor abdominal, mareos, cefalea, cansancio, pérdida del sueño, irritabilidad, sudoración, inseguridad en la marcha, crisis convulsiva, estados de angustia, pesadillas, depresión, trastornos visuales, del gusto y del olfato, prurito, fiebre, edema facial, taquicardia paroxística, sofocación, migraña, sensación de debilidad general, eosinofilia, leucopenia, leucocitosis, anemia, trombocitopenia, trombocitosis. La colitis pseudomembranosa ha sido reportada con casi todos los agentes antibacterianos, incluyendo Ciprofloxacina. Por lo tanto, es importante considerar este diagnóstico en pacientes que presentan diarrea posterior a la administración de agentes antibacterianos, incluyendo Ciprofloxacina.

Aumento del efecto/ tóxico: Aumenta los niveles y el efecto de la ciclosporina, la cafeína, la teofilina y la warfarina. El efecto estimulante del sistema nervioso central de algunas quinolonas puede ser amplificado por antiinflamatorios no esteroideos; foscarnet ha sido asociado con riesgo aumentado de convulsiones al ser usado con quinolonas. Los niveles séricos de algunas quinolonas son aumentados por diuréticos de asa, probenecid y cimetidina (y probablemente otros bloqueadores H2) debido a eliminación renal alterada. Este efecto puede ser más importante para quinolonas con alta eliminación renal que con Ciprofloxacina. El uso concomitante de corticosteroides aumenta el riesgo de ruptura tendinosa. Disminución del efecto: La alimentación enteral puede reducir en > 30% la absorción y las concentraciones plasmáticas de Ciprofloxacina. Productos que contienen aluminio/magnesio, didanosina, quinapril y sucralfato pueden disminuir la absorción en >90% al ser administrados concomitantemente (administrar por lo menos seis horas después de estos fármacos). Productos con calcio, hierro, zinc, y multivitamínicos y minerales pueden disminuir la absorción en forma significativa (administrar dos horas antes o seis horas después). Antineoplásicos también pueden disminuir la absorción. Consideraciones dietarias: Los alimentos disminuyen la velocidad pero no la extensión de la absorción. Los niveles séricos de Ciprofloxacina pueden ser disminuidos si se toman con lácteos o productos fortificados con calcio. La Ciprofloxacina puede aumentar los niveles de cafeína. Evitar la hierba de San Juan mientras se cursa una terapia con Ciprofloxacina (puede producir fotosensibilización).

Categoría C: Estudios en animales han mostrado un efecto adverso sobre el feto y no hay estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas, sin embargo los beneficios permiten utilizar el fármaco a pesar de sus riesgos potenciales. De acuerdo con la FDA (sistema de información de teratógenos), las dosis terapéuticas durante el embarazo son improbables que produzcan algún riesgo teratogénico, pero los datos son insuficientes para decir que no hay riesgo. Cuando se considere tratamiento para infecciones que amenacen la vida y/o duración prolongada de la terapia (como en ántrax), el riesgo potencial para el feto debe ser balanceado con la severidad de la enfermedad. El fármaco se excreta en la leche materna, no se recomienda su uso durante este periodo.

En algunos casos de sobredosis aguda se ha reportado toxicidad renal reversible. Puede lograrse vaciamiento gástrico mediante inducción de vómito o por lavado. El paciente debe ser observado cuidadosamente y se le debe administrar tratamiento de soporte que incluya monitorización de la función renal y administración de antiácidos que contengan magnesio, aluminio o calcio, los cuales pueden reducir la absorción de la Ciprofloxacina. Se debe mantener una hidratación adecuada. Después de hemodiálisis o diálisis peritoneal solamente se remueve pequeña cantidad de Ciprofloxacina (<10%) es removida del cuerpo. 

Almacenar en un lugar seco a temperatura menor a 30ºC. Manténgase fuera del alcance de los niños. Medicamento de venta con formula médica. No usar este producto una vez pasada la fecha de vencimiento o caducidad.